JOEL GARCÍA

La Herencia

Otra de esas coincidencias maravillosas que nos suelen pasar. Coincidencia porque no era la sesión que teníamos preparada para este día, y aunque realizamos la principal vimos sentado en ese sillón a Joel. Parecía una imagen y un momento que habían sido preparados expresamente para que pudiesen ser inmortalizados de alguna manera. Y la coincidencia es esa, que estábamos ahí con dos cámaras y un micro para poder recoger lo que pasaba, sin el mayor filtro que dar claqueta y ponernos a grabar.